De Profesión Mayordomo - © Copyright - Derechos de Autor - Todos los derechos reservados

Le apetece... tomar un TÉ?
 



Hoy hablare del ritual del té de las cinco, así como de las diferencias entre té negro, verde y oolong...

 

De los principales tipos de tés... de sus presentaciones comerciales, y de algunas cositas mas.

 

 

Comenzaré diciendo que aunque el té sigue siendo la bebida favorita de los británicos, -a pesar de la competencia del café y los refrescos-; he de puntualizar que es la bebida que más se consume en el mundo -después del agua-... se calcula que cada día se toman 1.500 millones de vasos, o tazas de té... -eso afirman los expertos-

 

 

Como tomar el té como un perfecto sir

 

METODO TRADICIONAL

(Estilo Británico)
 

 

  1. Calentar el agua.


     

  2. Usar té de hoja suelta bien conservado y una tetera apropiada... Llenar un hervidor con agua fría y llevar a ebullición.

     

  3. Cuando el agua esté a punto de hervir verter un poco en la tetera, removerla por las paredes y tirarla.

     

  4. Colocar en la tetera -o en un filtro en su interior- una cucharadita de té por taza, y una mas para la tetera... Esta cantidad puede variar según el tipo de té y los gustos personales.

     

  5. Verter el agua "hirviendo" sobre las hojas.

    Para extraer todo el sabor del té, es primordial que haya mucho oxígeno en el agua.
    Al preparar una infusión de té negro u oolong, el agua tiene que haber llegado a un hervor suave, de este modo presenta la temperatura adecuada de 95 grados, pero todavía conserva su contenido en oxígeno.

    Para tés blancos y verdes, la temperatura debe oscilar entre los 75 y los 95 grados... no olvide que generalmente... cuanto mejor es el té, menos temperatura necesita.


     

  6. Tapar la tetera y dejar en infusión durante los minutos precisos según el tipo de hoja.

    Si se utiliza un filtro, retirarlo de la tetera en cuanto la infusión alcance la fuerza deseada.

    Otra opción consiste en pasar la infusión a una segunda tetera caliente, de este modo se separa el liquido de las hojas, y se evita que la infusión se vuelva amarga.


     

  7. A la hora de servir, hay personas que primero calientan la taza, así se aseguran que el té se mantendrá caliente más tiempo .

     

TÉ A LA JAPONESA
 

  1. Poner en cada taza una cucharadita de las de café; de té verde en polvo.
     

  2. Recubrir con agua a punto de hervir.
     

  3. Batir unos momentos con un batidor de bambú.
     



TÉ A LA RUSA
 

  1. Prepara una infusión muy concentrada de té: 3 ó 4 cucharadas por medio litro de agua.
     

  2. Echar un poco en cada taza.
     

  3. Diluir con el agua caliente del samovar.
     

  4. Endulzar con azucar o mermelada.




TÉ A LO MARROQUÍ

 

  1. Poner en la tetera el té verde -preferiblemente Gunpowder-.
     

  2. Verter una pequeña cantidad de agua hirviendo, y tirar enseguida esta primera agua.
     

  3. Llenar la tetera de agua hirviendo, y dejar en infusión unos minutos.
     

  4. Servir en los vasos, en los que se habrán puesto unas hojas de menta Nana, fresca a ser posible.
     



TÉ A LA PAQUISTANÍ

 

Para seis personas: un litro de leche y 2 cucharadas soperas rasas de té.
 

  • Dejar en infusión cinco minutos y servir.
     

  • Endulzar al gusto.

    Si se quierse se puede añadir alguna especia o varias: cardamomo, canela, jengibre.

 

 

EL AGUA PARA EL TÉ

 

Muy importante es que usted conozca, que la calidad del aspecto y el sabor de una taza de té, se ve afectada por el agua utilizada en la infusión.


Hoy la mayoría de las personas utillizan el agua del grifo, por eso es importante que usted no olvide, que el contenido mineral y los componentes adicionales, como el cloro, pueden echar a perder la infusión.


Y aunque a veces es difícil reconocer una buena agua bebiéndola fría, en cambio una vez llevada a la temperatura necesaria para la infusión, aparecen ciertos defectos, que -por supuesto- perjudicarán la calidad del té.


               Si el agua del grifo no es satisfactoria, no hay que dudar en preparar el té con agua mineral.



 

LA LECHE EN EL TÉ

 

La costumbre de añadir leche al té se extendió por toda Gran Bretaña a finales del S XVII, desde donde viajó a las colonias inglesas.


En la actualidad, casi todas las mezclas destinadas al mercado británico están concebidas para tomarse con leche.


A pesar de que la adición de leche a una taza de té, es una simple cuestión de gusto personal, por lo que es muy conveniente tener presente que la leche estropea el sabor de algunos tés, especialmente los blancos, verdes, oolongs... la mayoría de tés negros de China -con la excepción de Yunnan-, los darjeelings de primera cosecha... los tés aromatizados, y algunos tés negros ligeros.


 

 

En cuanto a la cuestión de qué debe servirse primero en la taza, la tradición insiste en que debe ser la leche, para reducir el riesgo de que se quiebre la porcelana al verter el té caliente.


Además es cierto que al verter el té sobre la leche, se mezclan mejor.


Según el criterio científico oficial, es preferible poner antes la leche en la taza, porque así enfría el primer té que se incorpora, y se reduce el riesgo de escaldar la leche, lo que podría producir un sabor desagradable.


En cambio, otras personas prefieren añadir la leche después, pues así resulta más fácil conseguir las proporciones deseadas.


 

En cualquier caso no existen normas estrictas.



 

EL AZÚCAR EN EL TÉ

 

Los especialistas recomiendan beber el té sin azúcar, pues enmascara el sabor de la infusión.


No obstante son muchos los que siguen añadiendo una o dos cucharaditas.


Mejor si se trata de azúcar de caña en vez del blanco, más ecológico y saludable.

 

 

LA TETERA

 

Sobre que material es el mejor para una tetera... hay opiniones diversas.
 

Algunos recomiendan el hierro, la plata y la terracota para los tés fuertes; y la porcelana y el cristal, para los tés más ligeros como los darjeelings, oolongs y tés verdes.
 

La tetera no se debe lavar en el lavavajillas, ni fregar con agua y jabón.
 

Hay que vaciarla, aclararla con agua limpia y colocarla boca abajo para que escurra. Se puede secar por fuera pero no por dentro.

 

Para eliminar el tanino de una tetera vidriada, de plata o de vidrio, se llena con una solución de dos cucharadas de bicarbonato de sosa, y se deja toda la noche.


Por la mañana se vacía, se aclara bien y se deja secar.


 

En el caso de las teteras de terracota, no hay que lavar nunca el interior.

 

Con el uso, se forma una capa que resulta vital para el éxito de la infusión

 

 

ADQUISICIÓN Y CONSERVACIÓN DEL TÉ

 

En los últimos años se ha producido un creciente interés por el té, y ha aumentado la demanda de tés puros de calidad, lo que ha dado lugar a una mayor gama de ofertas, como tés de hojas sueltas en grandes latas herméticas, y que se venden a granel.


 

Sugerencia... Es conveniente ver y oler el té, antes de comprar.




Las hojas secas deben presentar un aspecto agradable y uniforme, con partículas del mismo tamaño.

 

Los tés de calidad nunca producen infusiones turbias... o de tono mate.

 

 

 

La elección individual del té a comprar, debe basarse exclusivamente en las preferencias y gustos personales.



Aquellos que prefieran un té muy ligero, bajo en cafeína y con un sabor suave, optarán por los tés Oolong o blancos.



Para aquellos que aprecian las cualidades refrescantes y aromáticas del té verde, son ideales los tés verdes de China y Japón.



Y los aficionados al té negro, serán capaces de percibir las diferencias entre la sutil ligereza de los tés de hoja entera de China.



Otra cosita... las infusiones más oscuras y fuertes de los tés de hojas rotas y los tés CTC, consistentes y de infusión rápida.


 

Al comprar el té, usted debe conocer la terminología de la graduación, a fin de poder elegir el mejor té de una zona, o de una plantación concreta.

 

Una vez comprado el té, es primordial saber conservarlo.



Debe guardarse en una caja hermética que no sea de vidrio, en un lugar seco y fresco, y alejado de fuertes olores, ya que el té absorbe los aromas con gran facilidad.

 

¿BOLSITAS DE TÉ O TÉ DE HOJA SUELTA?

 

La calidad del té en bolsitas ha mejorado, en algunos casos durante los últimos años.


No obstante para el experto, producen una infusión de calidad mediocre.


Por otro lado, algunas compañías confeccionan bolsitas con tés puros de gran calidad, conscientes de la demanda existente dada la comodidad de las bolsitas.



Los inconvenientes de las bolsitas de té:

 

  1. Proporciona una infusión más rápida y fuerte, pero sin la sutileza y calidad del té de hoja suelta.


     

  2. Pueden liberar rápidamente demasiado tanino, y la infusión resulta áspera, pierden su aroma y calidad con mayor rapidez que el té de hoja suelta.


     

  3. Este último se conserva hasta 2 años, y las bolsitas solo de 4 a 6 meses.


 

Dado que las bolsitas de té, proporcionan un infusión de peor calidad que el té de hojas sueltas, es mejor relegar las bolsitas para las ocasiones de emergencia, o para aquellas personas que no aprecian la diferencia entre un té corriente, y un té de calidad.

 

Y no olvide que........


 

Que usted....lo disfrute.

Menú

Últimos miembros

GustavoLorrinemnJaimeLuigi GaglianoRalBorja
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
© 2017 De Profesión Mayordomo - © Copyright - Derechos de Autor - Todos los derechos reservados