De Profesión Mayordomo - © Copyright - Derechos de Autor - Todos los derechos reservados



La denominación de origen "Habano" sólo puede ser otorgada a los tabacos (o puros) en los que el 100% del tabaco que los compone haya sido cultivado en Cuba.

Asimismo es requisito imprescindible que los tabacos hayan sido manufacturados en Cuba, tras múltiples y severos controles tanto a nivel del proceso agrícola de cultivo y secado, como la fase de elaboración en las fábricas, en todos los momentos de elaboración: selección de las hojas adecuadas, control de elaboración, control del tiro, del sabor legítimo de cada una de las marcas y finalmente de la calidad de su apariencia y presentación que gracias a un clima inigualable y a la sabiduría de los campesinos y torcedores de la Isla, han conseguido un prestigio indiscutible.


Clasificación de los Puros Habanos

'Hechos a mano' y 'Hechos a máquina'

A grandes rasgos, debe saberse que todos los puros están confeccionados con 5 hojas; tres en la tripa o relleno del cigarro, una para envolver esta tripa llamada capote y otra para la capa, la envoltura final de los puros.

A su vez, dentro de cada uno de estos dos grandes grupos, podemos tener cigarros de tripa corta o cigarros de tripa larga.

Hecho a máquina

Tripa corta

Los cigarros fabricados mediante este proceso tienen una tripa compuesta por picadura corta, es decir, pequeños trozos de hojas que son enrollados por una máquina sobre el capote y la hoja de capa. En el caso de los Habanos se reconocen porque se presentan casi siempre envueltos en celofán.

Tripa larga

Estos puros están hechos como los anteriores, pero la tripa lleva trozos de hoja enteros. Son cigarros de mejor calidad que los anteriores, aunque su producción casi no existe.
 

 

Hecho a mano


 

 

A mano significa que la fabricación del cigarro puro es de forma manual por el torcedor o torcedora, y ello se incorpora como leyenda en los hierros o marcas de las cajas, en español hecho a mano o en inglés made by hand. Es sinónimo de calidad y naturalidad, de buen oficio artesano y sentimiento humanos aplicados con esmero para elaborar el mejor cigarro puro.
 

Tripa corta

 

Son cigarros hechos "Totalmente a mano" de principio a fin. La tripa se conforma por picadura corta, que es enrollada por las manos de un torcedor sobre la hoja de capote. Estos cigarros sin terminar, llamados "bonchos", se colocan en un molde de la forma y tamaño que se está torciendo y luego de una hora se envuelven con la hoja de capa, la más fina de todas las hojas y la que dará al cigarro su presencia.

Estos Puros hechos a mano que llamamos de tripa corta suelen tener una muy buena relación precio / calidad, y en la mayoría de las marcas podemos encontrar alguna vitola.

Tripa larga

Llevan el mismo proceso que los anteriores, con la diferencia que para la tripa se seleccionan las mejores hojas que serán enrolladas enteras sobre el capote, y luego sobre la capa. Estos puros son denominados "Premium" y su calidad, al igual que su valor, es la más alta. Un cigarro torcido a mano con tripa larga quema más lento y parejo, tiene un tiraje superior y un sabor constante en todo el cigarro.
 

Cepo y longitud = Vitola

Los Reyes y los gobiernos tienen puros con sus vitolas personalizadas

 

La siguiente clasificación que podemos hacer de los cigarros lo determina su grosor, llamado 'cepo', y su longitud. El cepo es la medida determinada por una cifra (que oscila entre 26 y 52), que representa el grosor del cigarro multiplicado por 64 partes de una pulgada. Ésta y su longitud (entre 100 y 235 mm) colocará a cada cigarro en una división. Y finalmente, la combinación entre cepo y longitud forma la llamada vitola de galera, es decir, el nombre que ubica a cada cigarro en la clasificación por formatos.

 

"Un buen habano envejece y coge solera como los buenos vinos"

Fumar un cigarro implica varios pasos fundamentales para lograr el mayor disfrute, y aquellos referentes a la conservación inciden directamente en el momento de la fumada. Por eso, guardar los puros en su humidor es el mejor consejo, cuidando de que no le falte agua y de mantenerlo en un lugar de temperatura media. Y la última recomendación: asegurarnos de que el que nos enseñe a fumar sea un experto.

Eduardo Navarro sabe de lo que habla gracias tanto a la experiencia familiar acumulada como a su formación constante en el sector. Así, nos recuerda por ejemplo la importancia de disponer de las condiciones óptimas para almacenar y conservar los puros, pues "un buen habano conservado en condiciones óptimas envejece adquiriendo solera y mejorando sus propiedades, como los buenos vinos". Así, en su cava de 12 m2 cuentan con todas las variedades de tabaco cubano que llegan a España y ofrecen demostraciones mensuales de fabricación y disfrute del puro.

 

Cómo se conservan debidamente

Los fabricantes recomiendan guardar los cigarros en condiciones constantes de temperatura (16º-18º C ó 61º- 64º F) y humedad relativa (65%-70%).

Estas condiciones ideales no pueden lograrse de forma natural, por lo que se hace necesario buscar algún sistema para almacenar los puros adecuadamente.

Para el almacenamiento a medio plazo, es recomendable utilizar un humidor cuyo interior esté forrado de madera.



Un humidor está diseñado para mantener un ambiente húmedo en su interior sin deformarse.

La caja debe estar perfectamente construida, con sus juntas bien encajadas y a escuadra. Cualquier ranura supondrá la pérdida de humedad. La tapa deberá tener el peso suficiente para mantener bien cerrada la caja.

La madera de cedro es la más adecuada para forrar interiormente el humidor, y no deberá barnizarse. Si no le gusta el sabor de cedro en sus cigarros, busque un interior de caoba.
 

Consejos prácticos

Al utilizar por vez primera un nuevo humidor, es recomendable humidificar su interior antes de colocar los puros: deje que la madera absorba la humedad del dispositivo de humidificación durante unos días, y luego introduzca los cigarros poco a poco, observando las lecturas del higrómetro. Los puros deberán ir adquiriendo la humedad lentamente para evitar el riesgo de que se rompan. Coloque los cigarros más secos lo más lejos posible del sistema de humidificación, para que absorban la humedad más lentamente.


Humidores de nueva generación, un plus de calidad e higiene
 

 

Aunque por tradición se siguen utilizando los humidores clásicos con esponja, está empezando a imponerse un nuevo sistema en el que se sustituye la esponja por cristales polímeros que en contacto con el agua se convierten en un gel capaz de liberar con mayor precisión la humedad necesaria, a la vez que aseguran una mayor higiene y evitan la posibilidad de malos olores. Otros humidores de nueva generación, más adecuados para restauración que para el uso doméstico, son las neveras para puros, similares a las neveras para vinos.




El arte de aunar gastronomía y tabaco habano alrededor del mundo

Fumar un tabaco es un gran placer, descubrir sus aromas y sabores, perderse en el humo después de cada bocanada, todo nos conduce a momentos de reflexión y aprovechamiento de aquel momento en específico. En algunos casos, una buena bebida puede ser un complemento ideal para aumentar las sensaciones y el placer de las posibles combinaciones. Y es que las cenas y eventos gastronómicos también forman parte sustancial del mundo de los habanos.



Así, se sabe que los cubanos antaño ya disfrutaban de la costumbre de tomar los tabacos que iban a degustar después de la cena y los sumergían en ron antes de fumarlos. Esta es una costumbre de la que aún disfrutan muchos cubanos de mayor edad, pero sería una práctica impensable con una copa de vino.

 

En Catania, Italia, concretamente en el Hotel Romano Palace, se celebra desde hace unos años cada mes de mayo el Habanos Day, un evento bianual que agrupa los clubs de fumadores más importantes del país.

En este encuentro de repercusión internacional participan un gran número de apasionados y de profesionales del sector para participar en diversos seminarios de formación e investigación, degustaciones, maridajes, y por encima de todo, para compartir la pasión y el placer de encontrarse fumando grandes habanos, degustando vinos, licores y productos gastronómicos de altísimo nivel.

Y es que saborear un buen cigarro puro es comparable a catar un buen vino;

Así, los fumadores expertos hablan de "degustar" el sabor del humo, ya que las glándulas gustativas son el mejor conductor del placer de un puro.

Una calada, en la que se paladean la complejidad y la lograda combinación de los sabores presentes en un cigarro puro, es comparable al placer que provoca un vino excelente o una comida exquisita.

Así, hoy se ha sofisticado mucho el maridaje de habanos y vino, y existen grandes escuela dedicadas a los profesionales de la restauración.




Una de ellas, la española Manuela Romeralo, ha ganado ni más ni menos que el premio internacional Habanos de 2008 como la mejor sommelier del mundo.

Dicen que el mejor puro es el que tiene ocho años y está bien conservado.

 

Los puros se clasifican en función de su longitud en mm y su diámetro, denominado cepo, calculado a partir de la unidad base de 1/64 de pulgada (los anglosajones miden en pulgadas). El tamaño de un puro nada tiene que ver con su fortaleza; las vitolas grandes elaboradas con tabacos suaves seguirán siendo suaves y los puros pequeños confeccionados con tabacos fuertes seguirán siendo fuertes; para rematar: las vitolas de nombres idénticos, pero de marcas distintas, pueden tener diferencias.

La vitola de cada cigarro puro estaría definida por sus medidas (la longitud y el diámetro) y por su forma. Existen dos tipos básicos de vitolas: los parejos (de contornos rectos) y los figurados (de formas irregulares). 




 

Coronas: tradicionalmente, los coronas son la referencia usada para medir y denominar todos los demás tipos de puros. Presentan un pie ya cortado y listo para poder encenderlos y una cabeza o perilla redonda, que debe cortarse para poder fumar. Los coronas se dividen a su vez en seis formatos diferentes:

Corona: su tamaño medio oscila entre 140 a 152 mm y su cepo 42 ó 44,

Churchill: con dimensiones mínimas de 178 mm y cepo 47, es un corona de gran formato. Este formato debe su nombre a Sir Winston Churchill, un gran aficionado a los cigarros puros de grandes dimensiones.

Doble corona: las dimensiones estándar oscilan entre los 190 y 203 mm de longitud y un cepo de 49 a 52.

Robusto: un formato corto de Churchill que ha ganado popularidad con el tiempo; la longitud habitual oscila entre entre 127 y 140 mm con un cepo 50 

Corona gorda: Las medidas tradicionales de este puro son: longitud 143 mm y cepo 46. su popularidad precedió a la de los robustos.

Rosthschild: un puro robusto y breve, corto y grueso, de cepo 50.

Petit Corona: este corona pequeño suele presentar una longitud de unos 115 mm y un cepo de entre 40 y 42.

Panetelas: Mas largos y finos que los coronas gozaron de más popularidad en el pasado que en nuestros días; su longitud oscila entre 127 y 190 mm y un cepo entre 34 y 38. esbeltez deja menos espacio para el tabaco y su riqueza de aromas gana en intensidad. Además, por su menor calibre, su combustión es más fuerte.

Lonsdales: El lonsdale es más grueso que el panetela y más largo que el corona; sus dimensiones clásicas son: longitud 164 mm y cepo 42 a 44.

PUROS FIGURADOS

Los figurados son como las personalidades más llamativas del negocio del tabaco. El pie y la cabeza de estos puros pueden ser tapados o descubiertos, puntiagudos y redondeados. Los fabricantes de cigarros puros no siguen un estándar para estos formatos, pero podemos clasificarlos en: pirámide, belicoso, torpedo, diadema, culebra y perfecto. 


PUROS FIGURADOS 
 

Pirámide: El puro se estrecha marcadamente hacia la cabeza cerrada y se ensancha hacia el pie, ya cortado. Suele medir entre 152 y 178 mm de longitud y tiene un cepo 40 en la cabeza, que en el pie llega al 52. (en la fotografía, el primer puro por la izquierda, es un pirámide).

Belicoso: Tradicionalmente, un belicoso era un pirámide corto, entre 127 y 140 mm, con una cabeza en punta más redondeada y un cepo inferior o igual a 50. Hoy, es frecuentemente un corona o corona gorda con una cabeza en cono muy pronunciado.

Torpedo: Puro de cabeza puntiaguda, pie cubierto y cuerpo mediano; se confunde fácilmente con un pirámide.

Perfecto: En el perfecto los extremos se estrechan, el pie es cubierto y el cuerpo abultado por el medio. Existen perfectos de longitudes distintas, desde 127 a 152 mm y cepo 38.

Culebra: Este figurado exótico, está compuesto por tres panetelas trenzados y atados en los extremos como el cabo de un látigo. La trenza se deshace para fumar cada uno por separado. Su longitud oscila entre 127 y 152 mm y su cepo más común es el 38. Nació para recompensar a los torcedores en su ración de cigarros diaria.

Diademas: Son puros de gran longitud, hasta 203 mm o más; la cabeza está tapada y es más estrecha que el cuerpo; alcanza un cepo 40. El pie puede ser abierto o cerrado y puede llegar a tener cepo 60. 

¿En qué consiste la cata de cigarros?

 

La realizan tanto la persona que de manera profesional selecciona en las fábricas de tabaco como quienes de forma lúdica o divulgativa lo hacen en reuniones y evalúan cada cigarro, con los cinco sentidos. Pueden ser catas ciegas, sin conocer la vitola degustada o catas abierta, conociéndola previamente. Para intentar obtener conclusiones objetivas, es preciso contar con catadores que no mantengan especial afición por determinadas vitolas.

Respecto al maridaje y las armonías

Las armonías son las afinidades desarrolladas a partir de la proximidad existente entre los mundos del cigarro y la de los vinos y la gastronomía, recomendaciones subjetivas, con fines placenteros y sin pretensiones de rigor técnico.

Pueden ser por afinidad (mantener línea similar en cuanto suavidad o fortaleza) o bien por contrate, buscando equilibrios agradables entre sabores.

Aunque los cuatro sabores básicos son el dulce, agrio, salado y amargo, el humo de los puros puede presentar una variedad infinita de ellos (con matices similares a los utilizados por los catadores de vinos: ácido, áspero, suave, fuerte, con cuerpo, rico o equilibrado); un mismo puro puede presentar varios matices de sabor y cada uno de ellos poseer su propio cuerpo e intensidad (haciendo que cada bocanada tenga su propio gusto y regusto). Además, el cigarro puro cambia su sabor a medida que se fuma, e incluso el sabor puede variar si se disfruta acompañado de determinadas comidas o licores.

 

PUROS: cómo asegurarse UNA BUENA ELECCIÓN

Al gran fumador, parece evidente que el mejor regalo que se le puede hacer es una buena caja de puros, pero conviene recordar ciertos detalles y dejarse asesorar.

La decisión no es nada fácil, ya que queda averiguar qué tipo de puro o qué surtido hay que regalar, pero no se preocupe: no hay posibilidad de cometer errores al elegir un puro y, además, los buenos vendedores de puros siempre están dispuestos a dedicar su tiempo para asesorar a los principiantes.

Dentro de la gama alta de cigarros Premium de Habanos, existen cinco alternativas que se acercan a varios tipos de fumadores, desde el paciente que gusta de disfrutar largo tiempo de su cigarro hasta el fumador ocupado que aprovecha una sobremesa cotidiana para fumar su puro diario.

Una caja de Cohiba Lanceros, para los más pacientes

Destinado al fumador que tome su tiempo, que sepa valorar esta estrella de Cohiba, el obsequio personal de Fidel Castro a las personalidades que visitan la isla.

Tiene una longitud propia de un Laguito No.1, de más de una hora de fumada, y un sabor dulzón, con recuerdos a madera, cuero, pimienta y cítricos, perfecto para el que guste los puros de gran sabor y un fumar fresco.

Robusto Hoyo de Monterrey, para el fumador aficionado

Si lo que buscamos es un cigarro destinado al fumador aficionado, que no fuma puros a diario pero sabe apreciar la buena calidad, la opción es sin duda un robusto.

 

 

En este sentido, la caja de 25 unidades de Hoyo de Monterrey Epicure No.2 puede ser la elección perfecta.

De media hora de fumada, bocanadas amplias y un intenso sabor, este cigarro es excelente en tiro y combustión, como todos los robustos, y se caracteriza por un sabor intenso a tabaco y madera.

Además, tiene una presentación particular, en una caja de madera con los cigarros en un mazo de 25 unidades atado con cinta Sandra y sin anillar.

Puros con fama, para impresionar

Una buena elección puede también residir en la fama que precede al puro.

En este sentido, el Partagás 8-9-8 es sin duda el clásico de Habanos, se puede disfrutar durante casi una hora y recibe su nombre por la disposición en tres camadas de ocho, nueve, y ocho puros dentro de la caja.

Tiene un tiro magnífico y es muy aromático, con intenso olor a tabaco y madera.

Montecristo nº 4, para iniciarse

Por otro lado, cuando un cigarro reúne una excelente calidad y un precio recomendable, puede convertirse en el puro más vendido del mundo, como le ocurre al Montecristo No.4. …

Este puede ser un buen regalo para el que se inicia en este mundo, ya que se trata de una mareva, la dimensión estándar de los Habanos, de treinta minutos de fumada y la calidad propia de los mejores Habanos elaborados a mano.

De combustión y tiro bastante buenos, y tiene la longitud del Lancero y el cepo del Siglo VI, las dos vitolas que más han contribuido a forjar el prestigio de esta marca.

Errores y falsos mitos que hay que olvidar

Son muchos y muy variados los mitos que rodean al mundo del puro, desde meter los puros en el frigorífico hasta calentarlo antes de fumarlo.

Un buen asesoramiento en este sentido es clave para la correcta conservación de los puros.

Seguidamente comento algunos de estos rituales “imaginarios” o simplemente ingenuos.

1) Conservar los cigarros en el frigorífico

Los puros (y todo el tabaco en general) son higroscópicos, es decir, absorben humedad.

Para su conservación necesitan precisamente eso, humedad, y el frigorífico no es ni mucho menos un sitio húmedo, sino todo lo contrario: es seco.

Además, los cigarros pueden captar aromas presentes en el frigorífico, con lo que se malograría su sabor.

 

2) Calentarlo con la llama antes de fumarlo

Si se quiere uno a arriesgar a quemar la capa, puede ser una solución, pero debemos saber que este hábito tiene un solo objetivo: calentar el puro para evitar las variaciones de temperatura que sufre el humo al pasar por el interior del cigarro hasta que éste ya esté caliente.

Pero si no se sabe hacer, se puede quemar la capa.

3) Sumergir el tabaco en una copa de licor para darle más sabor

Otra excelente alternativa para echar a perder un cigarro.

 

4) Introducir un palillo por la perilla para que mejore el tiro

Otra barbaridad, ya que se estropea la tripa por la comprensión y por abrir un agujero excesivamente pequeño.

Si hay problemas de tiro, es mejor realizar otro corte más amplio con el cortapuros.

 

5) Elegirlos según el color ("más oscuro, igual a sabor más fuerte", etc.)

No es cierto.

La fortaleza de un cigarro no viene determinada por el color sino por la liga, la mezcla de las distintas hojas que componen la tripa (el corazón del cigarro).

Existen en torno a setenta colores diferentes, que son seleccionados por el escogedor, pero los colores básicos, según la terminología más difundida internacionalmente, son: doble claro, claro, colorado claro, colorado, colorado maduro, maduro y oscuro.

Además la capa es la última hoja que se coloca, la que se ve, y es distinta a las del resto del cigarro.

Si desea usted aportar alguna cuestión “con certeza” enriquecedora para mi, ruego utilice mi apartado "comentarios".
Muchas gracias

Muchas Gracias por su atención 

Anonymous

Ruben Molina

19 Sep 2016 - 05:11 pm

Hola. Me podría explicar la operación matemática con la que se determinan los cepos?
Gracias

Anonymous

Ruben Molina

19 Sep 2016 - 05:11 pm

Hola. Me podría explicar la operación matemática con la que se determinan los cepos?
Gracias

Agregar un comentario

Tu nombre o Ingresar

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

Ingrese este código para prevenir el spam *

Menú

Últimos miembros

GustavoLorrinemnJaimeLuigi GaglianoRalBorja
English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
© 2017 De Profesión Mayordomo - © Copyright - Derechos de Autor - Todos los derechos reservados